Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No hay nada que nos dé más aprendizaje en la vida que viajar, descubrir, explorar, y conocer diferentes culturas. Y esa es una razón suficiente para que permitas que tus hijos estudien en el exterior. No se trata solo sobre el aprendizaje académico, sino sobre cada vivencia que hace que uno crezca a nivel personal. Es muy importante que un padre sepa cómo apoyar a su hijo en caso de que quiera realizar sus estudios en el exterior. Si no se lo ha planteado todavía, es buena idea que lo motives a hacerlo. Es entendible que para un padre siempre va a ser difícil ver a sus hijos cruzar la puerta en el aeropuerto. Saber que no se podrán ver en meses o quizás años, es una sensación difícil de digerir. Pero a su vez, cada padre siente un orgullo inmenso al comprender que su hijo está cumpliendo una meta tan grande. Por lo que, si aún no estás de acuerdo con que se vaya a vivir en otro país, o simplemente no sabes cómo apoyarlo en su decisión, estás en el lugar correcto. A continuación, te daré algunos consejos sobre cómo apoyar a tu hijo para que estudie en el extranjero.

8 maneras de apoyar a tu hijo antes y durante sus estudios en el extranjero

Encuentren juntos el mejor programa de estudio

Tu gol es el de abrir el camino para tus hijos. Si ellos decidieron que su camino es viajar, lo primero que necesitas hacer es mostrarles tu interés por encontrar un buen programa de estudios. Tú puedes mostrarles diferentes perspectivas y utilizar tu experiencia para aconsejarlos. Supongamos que tu hijo es alguien bastante joven que quiere estudiar un año de intercambio de colegio en el extranjero y no sabe cómo hacerlo. Lo que necesita en ese momento es que sus padres lo incentiven y le den la información necesaria sobre escuelas, programas de estudio y sobre todo lo que conlleva mudarse solo a otro país.

No hay gesto más bonito que un padre interesándose en lo que su hijo quiere hacer. Muchos padres pueden creer que hacer esto significa entrometerse demasiado en los asuntos de un hijo, en especial si es ya universitario. Sin embargo, es importante comprender que mientras no lo obligues a hacer algo que realmente no quiere, y tu único fin es el de dar tu apoyo y opiniones, no será una intromisión en lo absoluto. Al contrario, es una buena manera de apoyar e incentivar a tu hijo para que estudie  en el extranjero.

 ¡Pero NO le niegues un destino!

Muchas veces al saber que sus hijos quieren vivir en el extranjero, la reacción de los padres será de susto, y es normal. Algunos se pondrán en contra e intentarán hacer lo posible para convencerlos para que escojan otro destino, o estudien en su mismo país. Sin embargo esa no es tu mejor carta bajo la manga. Lo único que lograrás es molestar a tu hijo, y sentirá que no tiene con quien contar para cumplir su sueño. Será una total desmotivación.

Si tu hijo eligió aquel país, apóyalo y déjalo ir. No importa lo lejos que se encuentre, o lo diferente que sea la cultura. Por eso el punto número uno es muy importante: investigar juntos sobre un programa. Así te aseguras de que sea uno seguro y que valga la pena y eliminarás cualquier preocupación que no te permite dejarlo viajar con libertad.

Conviértelos en líderes

No solo eres la persona que debe apoyar, eres también quien debe motivar a tu hijo para que estudie en el extranjero y ser su balance durante todo el proceso. Ellos te miran con admiración y esperan que les des el incentivo necesario para salir adelante con sus estudios. Una buena táctica es ayudarlos para que se planteen metas concretas, las cuales logren cumplir durante su viaje. Esto logrará que eventualmente aprendan la habilidad de liderazgo, lo cual a su vez, mejorará sus destrezas académicas. Eventualmente cuando regresen a su país de orígen se sentirán mucho más realizados al haber cumplido con sus metas con excelencia.

Fuerza
Ayúdalos a cumplir sus metas

Cuéntales las anécdotas de otros estudiantes

Si tu hijo quiere viajar, pero aún no se decide, lo mejor será mostrarle todo lo que puede obtener a través de una experiencia tan enriquecedora como lo es estudiar en otro país. 

Puedes conseguir anécdotas de otros jóvenes sobre sus vivencias en el extranjero. Y mejor aún si son personas que han estudiado exactamente en el mismo programa al que quiere ir tu hijo, así pueden tener una idea exacta y detallada sobre cómo funciona y cuáles son las condiciones de ese programa en específico. Siempre es importante escuchar una segunda opinión e investigar a profundidad para no cometer errores o arrepentirse una vez comenzados los estudios.

Muestra confianza y ellos también la tendrán

Si tus hijos no ven confianza en ti, no tendrán la que ellos requieren para dar el siguiente paso. Hay jóvenes que de manera independiente deciden sobre su futuro y encuentran su camino sin esperar que sus padres respondan sobre sus decisiones, pero otros necesitan de sus padres para decidir, para eliminar miedos, para perder nerviosismo y obtener la motivación y la confianza suficiente que se necesita para emprender un viaje de estudios.

Enséñale que tiene innumerables oportunidades en el mundo. Muestrale que el mundo no es grande sino pequeño y que puede ser capaz de abarcarlo todo si tan solo se lo propone. Esta manera de apoyar a tu hijo, le dará la confianza suficiente para decidirse. Además, el hecho de que tu hijo estudie en el extranjero será sin duda una inmensa sensación de orgullo para tí, por la cual vale la pena esforzarse.

Graduación. Madre e hijo
¡El momento de su graduación será un gran orgullo!

Haz que  ‘sueñe en grande’

‘Tienes sueños inalcanzables’. Es una frase que muchos jóvenes suelen escuchar por parte de sus familias. Es entendible, porque antes eran otros tiempos, en los cuales soñar alto no era ni común ni posible de lograr. Soñar en grande significaba no alcanzar metas. Pero ahora es todo lo contrario. Para llegar a cumplir esos sueños es necesario de mucha responsabilidad, fortaleza y perseverancia. Pero de que son posibles lo son. 

Lo que necesitas hacer para apoyar a tu hijo y darle más incentivo para poder estudiar en el extranjero, es transmitirle la idea de que los sueños, goles, o metas están en nuestra mente para crear un incentivo que nos permita alcanzarlos. Soñar en grande los llevará más lejos, siempre y cuando tengan la persistencia y las ganas de lograrlo.

Frase prohibida: ‘Quisiera que estés en casa conmigo’

¡No lo digas! Antes de que salga del país, dependiendo de la sensibilidad de tu hijo, está bien que sepa que lo extrañarás, pero no le muestres demasiada tristeza, en especial si el plan de tu hijo es el de quedarse a buscar un trabajo después de su graduación.

Cuando ya se encuentre lejos, intenta no parecer desmoronado al realizar video llamadas. Es difícil no decirles a tus hijos cuánto quisieras tenerlos cerca, pero debes comprender cómo se sienten ellos al escuchar esa frase una y otra vez mientras están lejos sin poder hacer nada al respecto. Ellos están en otro país con un propósito importante para sus vidas, y no pueden debilitarse anímicamente. Lo que menos se necesita es desestabilizar sus emociones cuando deben estar concentrados en el estudio.

Por esta razón, evita decirle que quisieras que regrese a casa. Opta por Decirle que es tu gran orgullo, que debe seguir adelante, y demuéstrale cuánto te interesa que te cuente sobre todas sus increíbles aventuras.

¿Cuánto sabes sobre el país al que quiere viajar tu hijo?

Van a ser muchas las ventajas que puedes tener si llegas a conocer más sobre el país al que va a viajar tu hijo. Entre esas ventajas, está el hecho de comprender la cultura que será parte de su vida, para estar siempre al tanto sobre las situaciones que pasen en aquel país. Además, te ayudará a eliminar ese miedo que quizá tengas. Miedo que existe por la falta de información, y que suelen tener muchos padres en especial al referirse a países de culturas muy distintas. 

Averigua lo que más puedas sobre ese destino al que tanto quiere viajar tu hijo. No necesitas fingir que te gusta el país, si te gusta y hay interés por conocerlo está muy bien, pero si no, con tal de que conozcas al menos temas básicos, al igual que el punto uno, le estarás demostrando a tu hijo que te verdad te importan sus planes y que quieres involucrarte más. Sin duda se sentirá mucho más apoyado de ésta manera.

Apoyar a tu hijo para estudiar en el extranjero
Dale la libertad que necesita

Hoy en día, es mucho más común que los jóvenes busquen experiencias nuevas en el extranjero. Es inevitable y hasta necesario para sus futuros. No tengas miedo de dejar que tus hijos vuelen alto. Y olvida la idea de que sería mejor buscar opciones más sencillas. No se den por vencidos, y más que nada, no le cierren las puertas a tus hijos. Ya que, si bien es cierto que durante sus estudios en el extranjero encontrarán varios obstáculos, serán esas las experiencias que harán que sus hijos crezcan personal y profesionalmente. 

Quizá el plan es realizar un intercambio de colegio, o tal vez es estudiar la Universidad. No importa si el viaje es corto o largo, es importante prepararse. Utiliza los anteriores consejos y dale a conocer a tu hijo que estás ahí para apoyar para que estudie en el extranjero, y que se convierta en una experiencia muy positiva y enriquecedora.

Profile Photo

Nat Davila

Cada día lo primero que pienso es: ¡No es un sueño, es mi próximo viaje!

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados