Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Tal vez hayas leído al respecto, o escuchado a tus amigos sobre qué tan bien se adaptaron en una nueva cultura, o cuánto les costó llegar a adaptarse. Si no lo has experimentado todavía, y estás a punto de comenzar tu primer viaje en el cual vivirás tu solo por un largo tiempo en otro país, o si ya has vivido en otro país y tu choque cultural fue demasiado para ti, estos consejos te servirán para tu aventura de viaje internacional. Antes de que te aventures, aprende cómo puedes lidiar con un choque cultural.

Hemos preparado una definición del término, una guía a través de sus etapas y algunos consejos que te ayudarán a sobrevivir durante tu primer viaje y todos los que realices en un futuro.  

¿Qué es el choque cultural?

Su definición es el sentimiento de desorientación experimentado por alguien que de repente está sujeto a una cultura, forma de vida o conjunto de actitudes desconocidas.

¿Cómo se da el choque cultural?

Las etapas de choque cultural afectarán a todos de manera diferente, pero generalmente hay cuatro etapas principales involucradas. Qué tan duro te golpea cada etapa, cuándo te golpea cada etapa, y el orden en que experimentas cada etapa variará y también puede influir qué tan diferente es la cultura del país al que viajaste.  Todo esto es una parte muy importante de la aventura, algo que te hará crecer como persona.

  • Etapa 1: la etapa de luna de miel

Es algo parecido a una pareja de recién casados. Durante la luna de miel todo es perfecto, y después aparecerá uno que otro conflicto que tendrán que saber resolver para que su futuro como pareja funcione.

Imagínate que por fin estás en un avión viajando al país que tanto has soñado, ese país que se veía inalcanzable pero que finalmente lograste planear un viaje allí. Sin importar el motivo, si es por estudios, voluntariado o trabajo, ahora vivirás allí durante un buen tiempo. ¡Estás casi enamorado de ese lugar! Todo es perfecto para ti en ese momento, la cultura, la gente, la comida, todo es color de rosa. Incluso pisar el suelo del aeropuerto de hace derramar unas cuantas lágrimas de la felicidad (¿O soy solo yo?) ¡Simplemente no puedes esperar para conocer y vivir toda esa magnífica experiencia!

  • Etapa 2: La etapa de frustración.

Después de amar tanto el lugar al que viajaste, comenzarás a sentir la frustración. Todo duele y es difícil. Te sientes cansado, agotado y no sabes cómo lidiar con ese sentimiento. Muchas personas cuentan que la felicidad y la euforia del viaje bajó de un momento a otro. Ahora es todo lo contrario.

La barrera de idioma es un principal problema en tu día a día. No entiendes casi nada. Quizá estás aprendiendo el idioma, tienes que darle tiempo a ese aprendizaje, pero te sientes muy abrumado por no poder comunicarte en ese preciso momento.

Entonces cada problema, hasta el más pequeño que aparezca, hará que sientas un poco de nostalgia por tu hogar. Pensarás ¿Cómo sería si ahora estuviera con mi familia? Y más pensamientos parecidos pasarán por tu mente. Quizá hasta sientas cierto arrepentimiento por haber decidido ir a vivir un tiempo en el extranjero.

¡No dejes que tu mente y tus sentimientos del momento te nublen!

aprende lidiar choque cultural
El choque cultural te dará enseñanzas que durarán por siempre
  • Etapa 3: La etapa de ajuste.

Finalmente, comenzarás a adaptarte paso a paso. Cosas tan sencillas como pedir comida en un restaurante, tomar trasportes públicos, seguir el ritmo de tus compañeros de clase o de trabajo locales, pedir direcciones en la calle y hasta ir al médico y hablarle en su idioma, serán cosas que podrás ir logrando hacer a medida que te ajustas a tu nueva vida. Tenías una vida diferente en tu país, pero ahora debes acostumbrarte a algo nuevo. Eres ahora parte de esa comunidad y te sientes más involucrado con todo a tu alrededor.

  • Etapa 4: la etapa de aceptación

Al estar ya acostumbrado a tu nueva vida, puedes aceptar lo que está sucediendo. Esta es tu nueva vida en el extranjero. Tu rutina ha cambiado, pero es mucho más emocionante saber que lo estás haciendo tu solo en otro país. Quizá todavía no entiendes el idioma por completo, tal vez no te gusta ese idioma, probablemente no te gusta la comida, pero es algo a lo que debes acostumbrarte. Lo que crees que es extraño o anormal de ese país, no lo es, solo es diferente a lo que conocías. Y ahora lo conoces, ¡lo cual te hace ser una persona muy global! Poco a poco adoptarás hábitos y gustos que jamás imaginaste, sentirás que tu mente finalmente se abre a nuevas experiencias. ¡Ese tiempo complicado de sentirte fuera de lugar no volverá más! (A menos que tú lo permitas)

5 estrategias para aprender a lidiar con el choque cultural

Todo el mundo logra superar el choque cultural, sin importar si lo han sentido en mayor o menor medida o si lo han experimentado durante su primer o segundo viaje. Tú también lo superarás, pero debes poner de parte. Lee con atención nuestros consejos y aprende a lidiar con el choque cultural:

1. Haz una cosa difícil por día

Con cosas difíciles me refiero a situaciones que pueden resultarte complicadas como ir a sacar una cuenta en el banco, ir de compras o hablar con alguna persona local. Si haces al menos una cosa difícil por día podrás ir incrementando ese tipo de acciones a medida que pasen los días y pronto te verás viviendo de manera normal, realizando varias actividades que al principio te parecían muy difíciles de lograr, pero ahora lo haces sin pensar. El énfasis continuo en el crecimiento personal es una increíble y muy buena estrategia para aprender a lidiar con el choque cultural.

2. Habla con otras personas

Cuando te encuentras pasando por momentos duros como lo es un choque cultural, en especial si es tu primera vez viajando, o viviendo solo en un país muy distinto al tuyo, la mejor manera para poder sobrevivir es hablar con otras personas. Relaciónate con gente que está pasando por lo mismo que tu. Habla con tus amigos y compañeros de tu programa o con cualquiera que comparta esa experiencia contigo porque realmente puedes sentir empatía.

Esto no quiere decir que dejes de hacer amigos locales, al contrario, los necesitas, y también son una parte importante de adaptarte. Sin embargo, será muy importante que haya a tu alrededor personas con quienes puedes hablar sobre tu experiencia y sentirte identificado. Aprende a unirte a gente similar a ti para poder apoyarse los unos a los otros y lidiar con el choque cultural con mayor facilidad.

3. Tómate el tiempo para ti mismo

Esto quiere decir que necesitas tiempo libre para hacer lo que a ti te gusta, como por ejemplo leer, escribir, salir a correr, disfrutar de la naturaleza, incluso salir de fiesta. Además, puedes también aprovechar el tiempo para hacer cosas emocionantes que siempre has querido, pero nunca tuviste la oportunidad, como un deporte extremo.

En lo personal, lo que más me ayudó durante mi vida en Corea fue tener un pasatiempo: conocer la mayor cantidad de templos budistas como pudiera. También frecuentaba muchas cafeterías temáticas para estudiar en distintos ambientes. Pasaba mi tiempo libre visitando lugares que siempre quise conocer. De esta manera, mantenía la mente ocupada, satisfecha y totalmente conectada con mi experiencia en el extranjero.

4. Comienza a aceptar

Intenta pensar que lo que te encuentras experimentando es tu nueva normalidad, es tu nueva vida. Debes aceptarlo, sin importar si decidiste ir allí porque siempre te ha gustado, o porque obtuviste la oportunidad de hacerlo.

Esto me recuerda una anécdota que noté sobre las personas que conocí en Corea del Sur. Hubo quienes, a pesar de su inmenso amor por la cultura coreana, al sentir un choque cultural no supieron como sobrellevarlo y no aceptaron los cambios. Mientras que, sorprendentemente, quienes nunca habían considerado vivir en Corea, pero tuvieron la oportunidad de viajar allí, si aceptaron los cambios y se adaptaron con facilidad. Por supuesto también había casos de personas que simplemente no sintieron conexión con el país y tuvieron que regresar al suyo, o personas que siempre han querido vivir en Corea del Sur, y el respeto por el país hizo que su proceso de aceptación sea mucho más sencillo. Las experiencias varían de persona a persona. La única manera de liberarte del choque cultural es aprender a lidiar y aceptar que ahora tu vida ha cambiado.

Cuanto antes aceptes tu situación, más rápido comenzarás a encajar en esa nueva cultura, y pronto podrás llamar a ese país ‘tu segundo hogar’.

aprende lidiar choque cultural
Comienza a conocer la cultura profundamente para entenderla y sentirte parte de la comunidad Penglipuran Village, Bali

5. No juzgues otras culturas

Mientras intentas aceptar tu situación, tendrás también que saber que siempre habrá partes de una cultura que te disgustan o que desapruebas, pero ser un ciudadano global y tener competencia intercultural implica ser de mente abierta.

Si te pones a pensar demasiado en las cosas que no te gustan del país en el que ahora vives, terminarás teniendo una relación muy mala con el lugar, e incluso con su gente y querrás regresar pronto a casa. ¡No es el final que queremos para tu viaje! Para adaptarte a una nueva cultura no necesitas cambiar tus propios valores, y tampoco se requiere que dejes de lado tus tradiciones, pero recuerda siempre respetar la cultura de los demás.

Aprende cada pequeño detalle de la nueva cultura y tradiciones, obsérvalo sin juzgar y comienza a adaptarlo poco a poco en tu rutina para así lidiar con el choque cultural, el cual solo intenta bloquear tu mente evitando que logres conocer más allá.

5. Concéntrate en cómo te sentirás después

Cuando pasas por un choque cultural, parece como si nunca fuera a terminar. No te desesperes. Relájate. Quizá te tome un tiempo adaptarte, pero no es motivo para no ser paciente. Mientras más piensas en tus problemas, peor se siente. Así que, es mejor tomar las cosas desde una perspectiva positiva mientras consideras lo bien que te sentirás una vez que finalmente aprendas a lidiar con el choque cultural y comiences a vivir tu vida en ese nuevo país de manera natural, disfrutando cada momento.

Tan pronto como te liberes de los sentimientos negativos, te das cuenta de que has aprendido mucho sobre ti. ¡sobrevivirás! Muchos hemos pasado por eso y hemos sabido sobrellevarlo.

Eres más que un turista, eres alguien que se involucra con una nueva cultura a un nivel más profundo, y eso será tu ventaja en el mundo. ¡Concéntrate y toma el control de tu vida!  

aprende lidiar choque cultural
¡Nunca estás solo al pasar por un choque cultural!

Lidiar con el choque cultural es parte del paquete de viaje. Es solo una incomodidad temporal. Lo que no te mata te hace más fuerte. Pero eso sí, si no intentas sobrellevarlo puede traerte severas consecuencias. Tu programa de estudios, tu beca, tu voluntariado, tu increíble viaje de aventuras que tanto habías planeado, puede estar en riesgo de ser abandonado a causa de una sensación momentánea. Siempre me han dicho: no tomes decisiones mientras estás emocionalmente inestable. ¡Un muy buen consejo!

Un choque cultural es parte de la experiencia de ser un viajero significativo. Hay subidas, y hay bajadas, pero siempre vale la pena.  

En mi caso, haber vivido algunos años en Corea del Sur me ha demostrado que ahora puedo vivir en cualquier país si yo me lo propongo. No le temo al cambio, y aprecio conocer nuevas culturas. Para mí, ese pequeño choque cultural no fue una experiencia negativa, sino una positiva que me dejó este inmenso aprendizaje. Tu también puedes adaptarte y vivir en un país completamente diferente al tuyo.

¡No te dejes vencer, aprende a lidiar con el choque cultural, ve y descubre el mundo!

Profile Photo

Nat Dávila

Cada día lo primero que pienso es: ¡No es un sueño, es mi próximo viaje!

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados