Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Seguro alguna vez has viajado por tu país o en el extranjero, y has sido testigo de ciertos turistas que de manera desagradable no respetan el país en el que se encuentran, que no se interesan por aprender sobre la cultura del país y otros errores que incluso harán que se generalice a todos los turistas dentro de una misma categoría negativa. Cuando hablamos de turistas, hay de todo. No importa si eres un viajero ocasional, un explorador global o solo quieres ver por primera vez el destino de tus sueños, no quieres ser parte de este grupo de turistas. Conoce las características de los malos viajeros y tenlo en cuenta durante tu próximo viaje.  

características malos viajeros
Viaja y deja tu huella

Quizá durante tus viajes no te has dado cuenta de que alguna de tus acciones puede haber sido considerada fuera de lugar para los locales. Hay turistas que mientras viajan hacen cosas que no deberían, sin embargo, otros lo hacen de manera inconsciente y sin malicia. Esta lista te servirá en caso de que quieras conocer cuáles son los protocolos que un buen viajero debe seguir. Un bonus importante es que siempre antes de tus viajes debes investigar sobre la cultura para estar al tanto sobre lo que puedes y no puedes hacer una vez que bajes del avión.

 

10 características de malos viajeros

Estas son las 10 características de los turistas más molestos que puedes encontrar mientras viaja al extranjero:

1. El infractor de tráfico

Las personas que no respetan el tráfico en otros países, seguro crean caos en sus propios países también. Esto no solo aplica para quienes manejan automóviles, sino para quienes utilizan motos, bicicletas, cualquier otro tipo de modo de transporte y para quienes son peatones.
Para estas personas, los semáforos solo deben ser obedecidos por vehículos. Cree que “los peatones tienen el derecho de paso”, pero no respetan los cruces peatonales. He visto gente en el extranjero cruzar calles justo frente al letrero que dice “no cruzar imprudentemente”, teniendo a unos pocos metros de distancia un gran puente peatonal.

No importa si en tu país se cruza de una manera determinada, cuando estás en el extranjero, deberás acostumbrarte a cruzar como lo hacen en ese lugar. Sin embargo, si viajas a un país donde sus propias reglas de tráfico son más peligrosas, siempre intenta guiarte por la lógica que te permitirá mantenerte a salvo. Siempre aprende lo positivo de un país, y deja tus enseñanzas positivas también.

2. El fotógrafo empedernido

Tomar fotos es una de las maneras más bonitas de mantener tus memorias intactas. No hay nada como regresar a casa y ver todas las fotografías para revivir cada momento. ¡No hay ninguna razón para no hacerlo! Pero, algunas personas simplemente no entienden cuándo es apropiado tomar fotografías y cuándo no.
Esta puede ser una de las características más penosas de un mal viajero, ya que son capaces de detener el tráfico con tal de captar la mejor fotografía, o les pedirá a los lugareños en un restaurante que le tomen una foto con su comida. Aún peor, tomará fotografías en lugares religiosos sin primero asegurarse si es aceptado capturar videos o fotos en ese lugar. Jamás ignores las señales que prohíben cámaras, en especial si te encuentras en lugares históricos o museos. No esperes a que te lo digan o que te reprendan, revisa primero el sitio antes de sacar tu cámara.

Hay cosas que podemos mantener en nuestra memoria sin necesidad de una fotografía, porque pueden ser situaciones tan deslumbrantes que con tan solo cerrar los ojos ya lo puedes percibir nuevamente, como aquel gran Buda de piedra que pude ver en la Gruta de Seokguram.

A pesar de que existe mucha ilusión y emoción cuando te encuentras viajando, visitar un país implica más que solo tomarse selfies.

características malos viajeros
Los animales son maltratados por fines turisticos.
No apoyes esto solo por una buena foto.

[ 5 estereotipos de viajeros que no son verdad ]

3. El que busca amigos (exageradamente)

Hacer amigos en el extranjero es increíble. ¡Debes hacerlo! Pero por favor, no seas como estos tipos de malos turistas que se vuelven tan ansiosos por tener amigos locales que de manera exagerada intercambian información con la primera persona con la que se topan sin darle espacio alguno. ¿Quieres hacer amigos o asustarlos? Intenta ser más sutil con la manera cómo te acercas a las personas. Intenta crear lazos de amistad duraderos que realmente aporten en tu vida y tú en la de ellos. Ofrece espacio a las personas con las que hablas, y así será mucho más seguro que no te tilden como alguien incómodo. Al fin y al cabo, tu plan es que te pidan que se vuelvan a ver. 

4. El que no respeta los códigos de vestimenta lugareños

Estos turistas tienen características muy similares por el hecho de que no consideran el código de vestimenta de su país anfitrión al elegir atuendos todos los días. Se vestirán como les plazca, sin hacer el menor esfuerzo por mezclarse con los lugareños y respetar los códigos de vestimenta de los lugares a los que visitan. Quizá parezca que no deberías preocuparte por este tema, pero en varios lugares, la manera como te vistes importa mucho. ¿Pantalones cortos en el Vaticano? ¿Minifaldas en un templo budista de Tailandia? Como solías vestirte en tu país no siempre es bien visto en el extranjero. Son cosas simples que quizá los locales perdonarán porque eres extranjero, pero no siempre se quedarán sin dejarte saber que te equivocaste, y no quieres pasar esa vergüenza.  

5. El que ignora la etiqueta

Son los turistas que no investigaron sobre la cultura de los demás países antes de aventurarse a ver el mundo. Grave error. La manera cómo se comunican los demás, cómo se saludan o incluso cómo comen, pueden ser muy diferentes a uno. Estas personas llegan a saludar con beso en la mejilla a una persona japonesa, comen con la izquierda en India, hablan demasiado alto en países europeos (a pesar de que se los puede oír claramente), no saludan al entrar y salir de tiendas o restaurantes, no se sacan los zapatos antes de entrar en la casa en países en los que tener zapatos dentro es prohibido, empiezan a comer antes de que todos estén sentados en la mesa, y no dejan a las personas salir del tren primero. ¿Habías escuchado tanta descortesía? Personas así en realidad existen, y claramente es necesario enseñarles algunas lecciones.

turista
Si la señal dice ‘no pasar’, entonces no hay que pasar.

6. El ofensor

Son todas las personas que, por no interesarse en aprender sobre ciertas cosas de otros países, terminan ofendiendo a los locales al viajar. Por ejemplo, hay países en los que el ‘pulgar arriba’ o el ‘signo de paz’ son gestos negativos. ¡Ten mucho cuidado!


7. El que solo habla de su país

Las características de este tipo de turistas que los convierte en malos viajeros es que ignoran todo lo local y únicamente hablan sobre su país. Su orgullo nacional está tan marcado que incluso lo usan como vestuario por las calles en el extranjero. Esta persona se asegura a cada momento de que todos sepan de dónde es y cuánto ama su país de origen.

8. El comparador de países

Otra de las características de los malos viajeros es que suelen comparar su propio país con el país en el que se encuentran viajando, o comparan entre sí los países a los que han ido, con el fin de generar discusión sobre qué país es mejor que otro. Esto puede hacer que ese tipo de personas no disfruten al máximo el país en el que se encuentran, ya que se la pasan comparando todo el tiempo. En lugar de disfrutar de una nueva cultura, no dejan de pensar en cómo es la cultura de su país. Enfócate en conocer un nuevo país a fondo sin juzgar, solo observa y vive el momento al máximo.

turista
¿Para qué frustrarte durante un viaje comparando entre países, si puedes disfrutarlo?

9. El que no se esfuerza en aprender el idioma local

A todos nos gusta que una persona extranjera que viaja por nuestro país haga un esfuerzo para poder comunicarse con nosotros en nuestro propio idioma. ¡Podemos hacer lo mismo cuando viajamos!  Aprender un nuevo idioma no es sencillo, y aplicarlo con los lugareños es bastante difícil, pero en muchos lugares un simple ‘hola’ en el idioma nativo de una persona te dará muchos puntos a favor.  

Sin embargo, hay ciertos tipos de malos turistas que, en lugar de intentarlo, esperan que todos se comuniquen en su idioma nativo o en inglés. Se molestan cuando se encuentran con alguien que no puede entenderlos, pero ni siquiera hicieron el intento de aprender frases básicas de la lengua materna de su país anfitrión.

No tienes que ser experto. Pero has el intento. En vez de burlarse de ti por no hablar fluido, apreciarán tu esfuerzo.

10. El viajero ignorante

Suena fuerte, pero una de las peores características de los malos viajeros es la ignorancia. No está mal desconocer sobre los aspectos de otro país, pero si está mal haber tenido el tiempo de investigar antes de tu viaje y no haberlo hecho. Por lo general, cuando las personas viajan al extranjero, se toman el tiempo para conocer el país que están visitando y los monumentos que planean ver. Sin embargo, este mal turista no sabe nada sobre la historia del país anfitrión, el gobierno o incluso qué idiomas son comunes. Hace que su ignorancia se transforme en algo ofensivo, al lanzar comentarios que pueden estar fuera de lugar, cosa que podría haber evitado con una rápida búsqueda en internet antes del viaje.

características malos viajeros
¡Aprovecha tus viajes para conocer gente nueva!

[   Cómo viajar te ayuda a crecer  ]

Desafortunadamente, siempre habrá este tipo de turistas con características que los cataloguen como malos viajeros. Nadie quiere pasar el rato con los peores turistas: ni los lugareños, ni compañeros de viaje, ni los amigos. Hagamos que nuestros viajes sean mucho más placenteros para todos siendo considerados e intentando enfocarnos en no cometer estos errores.

Elimina estos malos hábitos de viaje…

…Y ayuda a los demás a eliminarlos también, te lo agradecerán en algún momento.


Comprender la etiqueta cultural en todo el mundo puede ser un desafío, pero es una parte muy valiosa de tus aventuras. Todo viajero que se dé el tiempo y tenga las ganas de aprender y comprender sobre nuevas culturas, en especial durante su viaje a otro país, es respetado y reconocido como un buen viajero. Viaja con un propósito más grande que solo llenar y expandir tus redes sociales. Viaja no solo por turismo, sino para dar algo a cambio al destino que te acoge. Deja como aprendizaje tus experiencias y recibe las de los demás para ti mismo.
Viajar es un intercambio de cultura y de conocimiento, y si no estás abierto a eso durante tus viajes, te puedes perder de muchas cosas. Ten en cuenta los tipos de malos turistas para no cometer sus errores. Considera los viajes como una oportunidad educativa. Conoce las costumbres locales, aprende algunas frases comunes en un idioma nuevo, aprende a observar, a escuchar y a adaptarte, y tendrás la mejor experiencia de tu vida.

¿Listo para demostrar cómo se comporta un verdadero viajero?

Profile Photo

Nat Dávila

Cada día lo primero que pienso es: ¡No es un sueño, es mi próximo viaje!

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados