Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

En el 2017 Miriam Bravo recibió un mail para actualizar su perfil en la página web de AupairWorld. Ella había creado esa cuenta hacía tres años, luego de escuchar la experiencia como Au Pair en Europa de su profesora de alemán en la universidad. Ahora, ya graduada en Relaciones Económicas Internacionales y con un trabajo como administrativa, el mensaje cae en su buzón para recordarle “esa espinilla” que sintió como estudiante. Por suerte, esta vez se lo tomó en serio y empezó a buscar una familia.

Hoy, luego de vivir dos años como Au Pair en la República Checa, Miriam le cuenta a Travolucion un poco de sus experiencias y brinda algunos consejos útiles para aquellas personas interesadas en emprender esta increíble aventura.

Au Pair en Europa

1. ¿Cómo armar un buen perfil?

El primer paso para empezar la experiencia Au Pair es crear un perfil atractivo para que las familias que visitan la página web quieran contactarse. El consejo de Miriam con respecto a esto es el siguiente: “que sus fotos sean con niños y que platiquen de su experiencia. Que hablen bien de ellas sin exagerar, para que se vea natural y no que están inventando”.

2. ¿Cuánto tiempo se tarda en encontrar una host family?

“Me llevó cerca de un mes. Sólo tenía como opción Alemania pero la verdad mi alemán no es bueno y 3 años después de haber estudiado ya no recordaba mucho” dice Miriam. Tuvo varias entrevistas con familias alemanas pero “necesitaban que mi alemán fuera mejor, así que decidí poner países que me quieran con inglés y español”. Lo que ella quería era viajar, a partir de ahí las cosas se fueron acomodando y encontró a una familia en la República Checa que buscaban a una hispanohablante para sus hijos.

3. ¿Cómo se negocian las horas de trabajo y el sueldo?

Ahora, ¿y si ya tenemos una host family interesada? ¿cómo negociamos las horas de trabajo y el sueldo? “Investiguen que tan cara es la vida en el lugar donde estarán y vean que es lo que pueden hacer con el dinero que les van a pagar” aconseja con respecto al salario y, no menos importante, también agrega “Vean cuántas horas trabajarán, qué es lo que tienen que hacer y qué apoyo extra les darán o si les pagarán algún curso del idioma.”

Por otro lado, ¿se puede ahorrar como Au Pair en Europa? “Sí ahorré. Además pude dar clases de español y cuidar niños por hora para tener más dinero” dice; aunque para ella la experiencia como Au Pair está más relacionada con el disfrute y no tanto con la idea de hacerse millonaria. Aún así, gracias a que su host family dejaba que hiciese esos trabajos extra, Miriam pudo generar algunos ingresos adicionales para viajar más por Europa. Asimismo, el vivir con la familia también le facilitó la supervivencia diaria. “Estando en casa sólo gastaba en mis artículos personales, todo lo demás me lo proporcionaban ellos”.

Au Pair en Europa
Miriam aprovechó su estadía en la República Checa para conocer otros países europeos.

4. ¿Cómo es el proceso de adaptación al nuevo país?

“Es importante que sean adaptables. Ver de no usar los zapatos en la casa si ellos no lo hacen, respetar los horarios de comida y contemplar si beben o no, entre otras cosas” determina Miriam. Finalmente, hay que tomar en consideración otros detalles que quizás pasan desapercibidos en un principio. Un nuevo país puede significar otra alimentación, un ritmo de vida diferente o un tipo de clima al cual no se está acostumbrado. “Todo es nuevo pero no hay que dejarse llevar y querer hacerlo todo; disfrutar poco a poco es lo mejor” declara Miriam desde su propia vivencia “Yo me creé un problema de sobrepeso por no controlar mi alimentación y me costó dos años regresar a mi peso normal”. En fin, en resumen la salud es lo primero y lo que permite el disfrute a largo plazo.

La vida social también es un foco importante. Es posible el principio se un poco más solitario ya que hay que construir relaciones desde cero. No obstante, el tiempo y los entornos adecuados pueden generar amistades realmente fuertes. “Por un mes no tuve amigos ya que el pueblo era pequeño y sólo vivían familias jóvenes y personas de la tercera edad. Pero, cuando empecé a ir Praga para estudiar checo e inglés conocí a más personas extranjeras que ahora son amigos muy cercanos. Al final, todos estábamos en la misma situación, vivíamos lejos de nuestro país y nos enfrentábamos a una cultura diferente” nos anima Miriam.


 5. ¿Cómo es la experiencia viajando por Europa?

Esta pregunta nació porque, al ver el perfil de Miriam en Instagram, hay dos cosas envidiables que saltan a la vista: múltiples paisajes y comida deliciosa. Es evidente que ella ha tenido la oportunidad de visitar diferentes países europeos tanto sola como acompañada por su host family. Ahora, estas experiencias deben ser bastante diferentes y quisimos indagar un poco en torno a cómo fueron.

“Con mi host family siempre fue cómodo ya que ellos pagaban por todo y, al ser jóvenes, tengo una buena relación con ellos” nos cuenta por mail “Viajar sola tenía menos comodidades. Me alojaba en hostales y tenía que administrarme muy bien para comer y visitar todo lo que quería. Aún así ambas experiencias fueron increíbles”.

Au Pair en Europa
Como Au Pair, el intercambio cultural es algo cotidiano.

6. ¿Cómo es el intercambio cultural con la host family? 

Cada host family se maneja de manera diferente pero, una de las cosas más hermosas de la experiencia Au Pair, es que se trata de una relación recíproca. Eventualmente, las dos partes empiezan a integrar hábitos que no tenían antes de la convivencia.

Lo primero que podría saltar a la vista es el intercambio de idiomas. En el caso de Miriam se dio una situación bastante particular ya que, si bien ella no sabía nada de checo, en realidad la llamaron por su español. Aparentemente la host mom había vivido un año en México y, al quedar enamorada de la cultura, quiso que sus hijos aprendiesen el idioma. “Cuando yo llegué el niño tenía 3 años y medio y, después de un tiempo, ya entendía y hablaba español sin ningún problema. La bebé nació un mes después de mi llegada y creció entendiendo los dos idiomas”. Con su host dad siempre se comunicó en inglés y, con el tiempo, fue aprendiendo un poco de checo. “Aprendí lo suficiente para sobrevivir. Me hubiera gustado aprender más pero sí es un idioma difícil y tengo que reconocer que no le dedicaba mucho tiempo”.

Pero el intercambio cultural también puede verse en los pequeños detalles cotidianos. A Miriam, por ejemplo, le gustaría continuar con la costumbre de sacarse los zapatos dentro de su casa y ha incorporado otros alimentos a su dieta. “Preparo mucha comida, la separo y la congelo. No sé si es checa, pero mi host mom y su mamá la hacen” nos cuenta y agrega un poco acerca de la pastelería local “Todos los hogares checos que visité siempre tenían galletitas o pastelitos hechos en casa, ahora hago lo mismo”. En el caso de su host family, ellos también empezaron a comer cosas picantes y salsas mexicanas que Miriam fue trayendo o que fueron comprando en tiendas mexicanas.

Au Pair en Europa

Tu propia aventura

Hay muchas razones para viajar como Au Pair en Europa: se conocen nuevos paisajes, se aprende un idioma y se gestan relaciones hermosas. Miriam está construyendo una experiencia inolvidable que cargará con ella sin importar a donde vaya. Sus anécdotas nos demuestran que todo llega a su tiempo y que siempre hay una aventura para cada persona, sólo hay que buscarla. Ahora, ¿cuál es la tuya? Si, al igual que Miriam en su clase de alemán, te quedaste con ganas de más, siempre te podemos ayudar a encontrar tu destino ideal. ¡Te esperamos!

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados