Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

¿Estás pensando en emprender tu aventura como Au Pair? Ya sea por medio de una agencia o por plataformas como Au Pair World, uno de los primeros desafíos es encontrar una familia y entrevistarte con esta. Los nervios son inevitables pero, como en toda entrevista laboral, puedes prever ciertas situaciones y llegar a la fecha bastante preparado.

Antes que nada, si recién estás empezando tu búsqueda y todavía no has decidido tu destino, te dejamos una lista de programas que pueden interesarte:

Ahora bien, volvamos al asunto que nos trajo a este artículo.

1. Infórmate acerca de la familia interesada

Tan pronto como una familia muestra interés en ti vas a poder acceder a cierta información básica sobre ellos. Por lo general, podrás ver alguna foto del grupo familiar, saber si por ejemplo tienen mascotas e informarte acerca de tus posibles tareas o jornada laboral. Además, también puede ser que el perfil venga acompañado por una carta o mensaje de presentación que te aproximará un poco más a estas nuevas personas. Tómate esta instancia inicial con su debida seriedad y apunta toda la información que consideres importante. Más tarde, cuando llegue el momento de la videollamada, ya sabrás sobre qué aspectos sería conveniente ahondar.

Por otro lado, mantén una postura abierta. Quizás hayas empezado tu búsqueda con una visión muy clara acerca de lo que quieres. No obstante, a la hora de tomar las primeras decisiones, no descartes opciones por estar casado con una imagen mental. Puede ser que tu familia ideal no viva en la ciudad que inicialmente proyectaste o que decidas experimentar cuidando más niños de los que pensaste.

Entrevista
¡Mientras más información tengas antes de la entrevista mejor!

2. Ensaya la entrevista

Este punto aplica para cualquier entrevista laboral a la que te presentes. El ensayo previo te ayudará a llegar más relajado o, al menos, un poco más preparado a nivel mental. Pídele a una persona de confianza que oficie de entrevistador o, en el peor de los casos, párate frente a un buen espejo. Estos escenarios hipotéticos cumplen una doble función: repasar la información que recopilaste y anticipar tus posibles respuestas.

Pero… ¿qué te van a preguntar? Generalmente (y por suerte) las entrevistas suelen cumplir con un patrón. Por esa razón te podemos compartir algunas preguntas frecuentes para que uses de guía durante tu ensayo.

  • ¿Por qué te gustaría trabajar como Au Pair?
  • ¿Cuál es tu experiencia cuidando niños?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con niños?
  • ¿Cómo disciplinas a los niños?
  • ¿Cuál es tu formación profesional?
  • ¿Además de ser Au Pair que otra cosa te motiva a vivir esta experiencia?
  • ¿Cómo es tu personalidad?
  • ¿Qué tanto dominio tienes en el idioma?
  • ¿Cómo es tu familia?
  • ¿Alguna vez viviste lejos de tu familia?
  • ¿Cuáles son tus objetivos?
  • ¿A qué te dedicas actualmente?
  • ¿Qué trabajos has tenido?
  • ¿Sabes conducir? ¿Tienes una licencia internacional?
  • ¿Eres vegetariano? ¿Cocinarías carne para los niños?
  • ¿Fumas? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Cuáles son tus hobbies?
  • ¿Te gustan las mascotas?

3. Habla bien con la familia

¡Llegó el gran día! Aún si realizaste la investigación previa y ensayaste con cuidado los nervios son inevitables. El mejor consejo en esta situación es desdramatizar un poco el panorama. Si sale mal no es el fin del mundo. Habrán muchas oportunidades en el futuro. Lo importante en esta instancia es ver si tienes química con la potencial familia y esto es algo que no se puede practicar. Es más, al final es algo completamente intuitivo.

Lo que sí es muy recomendable es que trates de ver y/o hablar con la mayor cantidad de miembros familiares. En la mayoría de los casos la madre suele encargarse de la entrevista. Sin embargo, dado que vas a convivir con varias personas, esa videollamada te servirá para evaluar cómo es su dinámica. Cada familia tiene sus propias reglas y este encuentro virtual es una prueba piloto para imaginarte en este escenario.

También, trata de que esos nervios iniciales no te hagan perder el foco. Este es EL momento para profundizar más en aquellos detalles que no se especifican en el perfil que te dieron. ¿Qué tareas necesitarían que realices? ¿Pagarían tus cursos de idiomas? ¿Tienen alguna necesidad en particular? Aclara todo lo que puedas ANTES de subirte a ese avión.

Familia
Trata de hablar con la mayor cantidad de miembros familiares.

Última cosa: tómate tu tiempo.

¡Sobreviviste a la entrevista! ¡Bien! Ahora, tómate tu tiempo para evaluar si realmente te proyectas con estas personas. Lo mejor siempre será entrevistarte con múltiples padres para determinar cuál es la opción que más te conviene. En pocas palabras no te precipites. Es cierto que las familias suelen buscar Au Pair con cierta urgencia pero esto no significa que en la prisa termines tomando decisiones que no te convenzan. Ante la duda siempre puedes contactarte con alguna Au Pair previa o recurrir a la vieja tabla de pros y contras.

Finalmente, otro consejo súper importante es que tengas una agencia o una plataforma como Au Pair World que sirva como intermediario con las familias. Esto, además de acercarte mejor a los padres, puede brindarte otras seguridades o incluso darte apoyo en el extranjero. Es poco recomendable y menos controlable contactar con familias que se comunican por otros medios como por ejemplo Facebook. ¡Tu seguridad es lo primero!

Au Pair y niños
No tomes decisiones apresuradas.

De cualquier forma la entrevista ya es un muy buen primer paso para una gran aventura. ¡Felicidades y mucha suerte en esta búsqueda!

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados