Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Suena loco pero es posible viajar en medio de la pandemia. Aún así, los viajeros tenemos que ser muy cuidadosos con las nuevas restricciones y las medidas de seguridad que han surgido en el contexto. El chequeo constante de la temperatura, el incómodo hisopado y el uso obligatorio de la mascarilla son sólo algunos de los requerimientos para entrar a los países. Ahora, ¿qué pasa con las visas? Lo cierto es que las embajadas están atendiendo por turno o de forma virtual y sólo otorgan las visas bajo ciertas circunstancias. Eso no quiere decir que sea imposible… sólo significa que es un poco más complicado y requiere de un tiempo extra.

¿Te gustaría ver si eres elegible para una visa? En ese caso te invitamos a leer este artículo y a seguir estos sencillos pasos para que te acerques a esa aventura que tanto deseas.

Es más, si aún no decidiste tu próximo destino:

Investiga todo lo necesario antes de viajar.

1. Busca ayuda o asistencia

A menos que viajes a través de un proveedor y tengas un consejero siguiendo tu proceso para obtener la visa, lo más posible es que estés sólo con todo el papeleo. Tranquilo, ¡puedes hacerlo! El primer paso es buscar la página web de turismo o inmigración de tu destino y averiguar cómo es el proceso para obtener la visa. Una vez hecho esto, llama a la embajada o consulado en cuestión para clarificar dudas y confirmar si realmente eres elegible para la visa.

2. Obtén la visa antes de tu llegada

Si bien hay algunos destinos que te otorgan la visa al llegar al territorio, hay otros casos en los cuales te la pedirán antes de subirte al avión. Por eso, cuando estés realizando el trámite para obtener la visa revisa en qué momento la solicitan las autoridades de cada país. No querrás pasar un mal rato en el aeropuerto…

3. Revisa la disponibilidad de la visa

Cada país estipula un tiempo diferente en el cual te puedes quedar en su territorio sin visa o con visa temporal. Por otro lado, los requerimientos también varían según la nacionalidad o el tipo de viaje que estés realizando. Aún así, debido al Covid, las medidas están en constante cambio y hay que estar al tanto de todas las políticas que vayan surgiendo.

4. El proveedor de tu viaje te puede ayudar

Los proveedores de programas internacionales y las mismas universidades suelen asesorar a sus estudiantes y expatriados. Ellos pueden ayudar y acompañar en el proceso para obtener tu visa. Además, en muchas ocasiones tienen más en claro cómo, cuando y donde obtener tus papeles.

5. ¡Aplica lo antes posible!

Es importantísimo que no postergues los trámites para obtener la visa. Lo cierto es que la mayoría de los servicios están bastante demorados y es difícil prever cuánto tardarán. Esto se debe a que muchas embajadas y consulados han optado por la virtualidad, han cerrado temporalmente o han ajustado sus horarios de atención.

6. Mantente al tanto de las restricciones

Con las nuevas restricciones y medidas de seguridad debido al Covid, hay algunas nacionalidades que no pueden entrar a ciertos destinos. Encima, las fronteras pueden estar por completo cerradas o los países en cuarentena total. Mantente al tanto de las noticias acerca del país que visitas y evita cualquier imprevisto el mismo día del viaje.

Mantente informado de las nuevas restricciones.

7. Obtén una verificación del proveedor o universidad

Asegúrate de que el proveedor o la universidad que te reciben te den algún papel de verificación para que presentes en la frontera. En muchos destinos, las personas que aspiran a estudiar o a realizar prácticas profesionales son más que bienvenidas en el territorio y obtienen sus visas sin mayores problemas. Aún así, la regla general es no confiarse. Hoy todo puede cambiar.

8. Hazte una prueba de Covid

Ahora que las pruebas para detectar el Covid son cada día son más efectivas, hay múltiples países que están pidiendo los resultados negativos como garantía para obtener la visa en el lugar. Este examen debe realizarse tres días antes del embarque y será solicitado por el personal del aeropuerto.

9. Respeta la nuevas medidas de seguridad

Acepta que te revisen la temperatura y lleva la mascarilla en todos los espacios públicos. Si bien no todos los países requieren una prueba negativa de Covid para entrar en su territorio no está de más realizarla. Piensa que no sólo se trata de ti sino de todos los viajeros que te acompañan en la travesía. Por otra parte, no cumplir con las medidas de seguridad es razón suficiente para que no te otorguen la visa.

10. Considera el tiempo de cuarentena

Una vez en el destino, algunos países requieren que sus turistas y expatriados hagan unos días de cuarentena. Es más, hay ciertos gobiernos que especifican que esto debe realizarse en instalaciones estatales y por catorce días. Asegúrate de ver todos los detalles.

11. No te preocupes si te niegan la visa

Puede ser que te nieguen la visa porque te faltó algún papel al aplicar. En caso de que la visa salga denegada habla con el proveedor del programa, la universidad o la embajada que haya rechazado tu aplicación. Ellos te explicarán qué fue lo que salió mal y te ayudarán a resolver el problema.

¡Si la visa sale denegada no te desanimes!

¡Ya estás listo para empezar a aplicar por esa visa!

Lo importante es no desistir durante el proceso. Las cosas se están dando más lento pero se están dando. Sólo es cuestión de seguir intentando. Habla con toda la gente que sea necesario, planea con cuidado y vive esa aventura que siempre has querido.

Programas de Viaje Destacados

Artículos Relacionados